Mercadona, responsabilidad social transformada en murales.

¿Os habéis fijado alguna vez en los murales de las secciones del Mercadona?

Sí, ya sabéis cuáles digo. Esos mosaicos que sirven de trasfondo a acciones tan cotidianas como cortar y pesar pescados o filetear pedazos de carne sin vida. Pues bien, hay una buena historia detrás de estos murales y que muchos desconocéis.

Las empresas españolas son cada vez más conscientes de la importancia que tienen los proyectos sociales. Y no sólo por la «buena imagen» que se le pueda atribuir a la corporación, sino porque es necesario que alguien lo haga. Este es el caso de Mercadona, una gran compañía de supermercados repartidos por toda España que ha hecho de la integración social un factor prioritario y visible en cada una de sus tiendas, a través de murales decorativos y elaborados por personas con discapacidad intelectual.

Mural en una de las secciones de Mercadona (Google)

Desde hace 5 años Juan Roig junto a Pamesa Cerámica, llevan trabajando en este proyecto «a todo gas», contando a día de hoy con 27 fundaciones y centros ocupacionales que colaboran para llevar a cabo esta iniciativa. En total son más de mil personas con discapacidad intelectual los que realizan los mosaicos decorativos de más de 1600 tiendas de Mercadona.

Con la nueva transformación del nuevo modelos de tienda eficiente de la compañía valenciana, es necesario cambiar estos murales tan especiales. y que contará con una inversión de más de un millón y medio de euros para instalar unos 1450 murales nuevos.

¡Manos a la obra!

A base de trozos rotos de cerámica donado por Pamesa Cerámica, realizan los murales gracias a la técnica trencadis. Esta actividad ofrece a estos grandes artistas la posibilidad de formarse, trabajar y desarrollar su capacidad de concentración y trabajo en equipo (clave para esta técnica). Además ayudan a potenciar valores, tanto para la persona como para el reflejo en la sociedad.

¿Cómo se hace el mosaico?

Los usuarios de los centros ocupacionales y fundaciones son los encargados de limpiar y clasificar los trozos de cerámica que será protagonistas en las paredes de los supermercados de Mercadona.

Después dibujan una plantilla que posteriormente se encola y se encajan las piezas. Y ¡tachán!. El resultado es una pieza única.

Los autores de estas obras de arte, ven reforzada su autoestima y auto-confianza al ver como los clientes e Mercadona admiran su trabajo, considerándolos unos verdaderos artistas. Por eso, esta iniciativa es tan importante, pues facilita la integración socio-laboral de las personas con discapacidad intelectual.

Iniciativa social con éxito

Mercadona optó hace 5 años por involucrarse en este proyecto para dar una oportunidad única a personas con dificultad en la integración socio-laboral. Una ventana abierta a la sociedad para mostrar a estos artistas que a día de hoy, cuentan con 3480 murales realizados desde que comenzó esta iniciativa.

 

Un proyecto con alma social

 

¿Quién ha escrito este artículo? 

IG Sandriuxzeta    FB Sandriuxzeta  Twitter Sandriuxzeta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.