LY Collection, la línea de ropa al debate

Hoy quiero hablaros de algo diferente a lo que he subido al blog desde sus inicios, aunque guarda cierta relación. Un caso de mala reputación y cómo gestionar una crisis de forma nefasta (en mi opinión) y sin sentido alguno. Ly Collection al debate.

Para los seguidores de GH y grandes consumidores de las redes sociales, posiblemente conozcáis el caso de la exhermana Yoli («GH15»), muy sonado por la gran controversia que ha creado entre sus seguidores. Pero para lxs que no sepáis de quién hablo, os haré un breve resumen.

Comienzos como influencer

Yoli (@loveyolii_ ) participó en la edición 15 de Gran Hermano, al cuál entro con su prima, ya que en esa edición participaban por parejas. En la casa conoció a Jonathan (@jhoonpereza ) y aunque dentro hubo tonteos por ambas partes, no llegaron a ser la pareja de la edición. Tras su salida, la historia de amor llegó a más, hasta tal punto que tuvieron una hija al poco tiempo de salir. Pero no sólo eso, sino que a los dos años se casaron y se mudaron juntos a Valencia. Juntos emprendieron su andadura en el mundo de Youtube subiendo vídeos de su día a día o de sus rutinas de ejercicio..etc. Ambos eran (y son) muy activos en las redes sociales, más ella que él, pero en pareja consiguieron crear una comunidad bastante grande. Por eso, cuando Jonathan dejó de tener tanta presencia hasta el punto de que prácticamente no se le veía ni en los vídeos ni en las publicaciones, las alarmas saltaron entre sus seguidores. Les costó confirmar la ruptura pero era más que evidente que la relación ya no seguía por el buen cauce. De esto, hace ya un año, pero esta no es la noticia que ha creado una gran conmoción entre sus seguidores.

Perfil de Instagram de @loveyolii_

El problema de Yoli en las redes sociales

Hace un mes (aproximadamente), Yoli anunciaba en su Instagram que lanzaba su «marca» de ropa (Ly Collection), diseños «exclusivos» para que mamas e hijas vayan vestidas con el mismo modelito. Y aquí es dónde comenzó todo. Sus lovers, que así llama a sus seguidores, fueron directos a la página web dónde se podían adquirir las prendas. ¿Cuál fue la sorpresa? La ropa que vendía se podía adquirir en Aliexpress a un precio mucho más bajo que en su web. Y no estamos hablando de una diferencia insignificante. ¡No, no! En la página china estaba a la venta por 7 euros y ella lo vendía a 40. ¡Absurdo!

La marca de ropa

La «investigadora» que llevo dentro me llevo a los comentarios de la publicación en el perfil de la «marca» Ly Collection y …¡madre mía! Le ponían de todo. Lo cierto es que el tono de la mayoría era bastante fuerte, pero el contenido no dejaba de ser verdad. Comentarios como: » Bff…q horror!!! Me parece genial q quieras vender ropa y sacar beneficios tb por esa parte..pero no tengas la cara de decir que es tu línea de ropa, tu marca, tu ropa!😳 No es tuyo, no lo has diseñado tu, ni lo has creado tu..al.menos deja las cosas claras..en plan mira os dejo los conjuntos que llevamos Valeria y yo y aquí los podéis comprar…porq esto es de traca..y encima no digas q entre mujeres no hay q machacarse, porq esto no es emprender, es mas bien engañar… »

Precios

Realmente la criticaban, no sólo por haber inflado los precios, sino por decir que es su marca de ropa. El «debate» consiste es que cuando afirmas que una marca de ropa es tuya, das a entender que la has diseñado tú. Y aunque no sea así, lo que más molestaba a los usuarios es que un producto cuyo coste es tan bajo, no es lícito venderlo 4 veces por encima del precio de distribuidor. Al menos, si no ofreces un valor añadido a ese producto. En los comentarios abunda el: » si me dices que lanzas una línea de ropa para mamás e hijas en la web que has creado no tendría problema, pero no me vendas la moto de que la marca de la ropa es tuya«. Por tanto, la palabra «marca» es lo que ha causado tanto revuelo.

El mensaje

Mi opinión sobre esto es que, no es ni la primera ni la última que compra al por mayor a un precio bajo para sacarle mayor beneficio con su venta. Pero claro está, que viendo el tirón que tiene en redes sociales, hay que tener cuidado con el mensaje que lanzas. Lo que yo le hubiera aconsejado es: «¡Que ilusión! Por fin puedo anunciaros que he creado una página web para que podáis adquirir diseños diferentes y divertidos para conjuntar con vuestras hijas» No hablas de exclusividad, ni de propiedad de la línea o marca, ni da pie a interpretar cosas que no son. Lo que le hacía falta era un mensaje más claro y transparente.

El logotipo de Ly Collection

Por otra parte, y siguiendo con la «marca», no puedo evitar analizar el logotipo que ha creado. Desde mi perspectiva de diseñadora gráfica, he de decir que eso no se puede considerar un logo. Una L y una Y con una tipografía sacada de word. ¿Un verdana light? Por favor… soy consciente de que menos es más, pero como mínimo y que añada valor a lo que vendes, haz algo más trabajado y estudiado para compensar que el diseño de la ropa no es tuya.

La página web

Respecto a la página web de Ly Collection, he de decir que no me disgusta tanto. Las fotos de los diseños de ropa son bastante divertidas y con personalidad. Además, la calidad de imagen se agradece para poder apreciar la ropa. También he de añadir que el hecho de que salga ella con su hija, llama más la atención, sobretodo de cara a sus lovers.

La web es bastante intuitiva por la sencillez con la que se ha creado. En este caso, el menos es más y…¡da resultado!

Valeria

Otro tema que siempre es el centro de debate entre los usuarios de @loveyolii_ es la exposición en redes sociales de su hija. Al comienzo, cuando empezó en Youtube, apenas aparecía la pequeña en los vídeos de la pareja. Pero según ha ido creciendo, Yoli la ha expuesto cada vez más a sus seguidores, principalmente en IG. Continuamente los seguidores y/o usuarios la han criticado por esto, ya que en muchas ocasiones la pequeña parece no estar cómoda con ser grabada.

Este es un terreno resbaladizo, pues al final es la hija de…, y opinar desde fuera no es del todo aceptable. Al fin y al cabo, son los padres los que deciden sobre si un menor es expuesto en las RRSS o no, y los demás podemos tener una opinión pero eso no cambiará la decisión de los progenitores. No podemos obligarles a que dejen de sacarla en sus vídeos o stories.

Con el boom que se ha generado a raíz de la presunta estafa (así lo han calificado la gran mayoría de usuarios), muchos han sacado a la luz el tema de la menor. La dinámica gira entorno a que la exgranhermana utiliza a su hija para sacar mayor beneficio, tanto con los sponsors como con la línea de ropa.

Por supuesto, yo no estoy de acuerdo en que un/a menor sea el centro de tanta opinión, ya que por edad no es consciente de la repercusión que pueda tener aparecer en las redes de los papis. Esto no quiere decir, que piense que ocultarla de tu día a día en las redes sea la opción más adecuada, pero se puede hacer de una manera más moderada para no generar tanto opinión externa. En cuánto al si utiliza a su hija como gancho para atraer a otro tipo de publico y por tanto, ganar más dinero… ¡prefiero no opinar!

Explicaciones sin sentido

Por último y razón por la que he decidido exponer este tema en el blog, es el vídeo que ha publicó el pasado jueves (27/06/2019) en su canal de Youtube. Bajo el título : LY COLLECTION – MI TIENDA DE ROPA ONLINE (aupa por el posicionamiento), Yoli intenta dar una explicación para zanjar el tema de su «marca». Recalco el intenta… ¡No, no explica absolutamente nada! De hecho, las explicaciones me parecen de un absurdo que roza el ser una sinvergüenza.

Empieza recordando que en los stories que subió en su perfil de IG, aclaró que se había equivocado por decir «marca» y no «línea de ropa». Continúa reconociendo que compra la ropa en tiendas online que venden ropa Made in China (Amazon, Aliexpress…). Añade que lo que le diferencia de estas plataformas (factor diferenciador) son los plazos de entrega del producto, y matiza que los portes son GRATIS. «Los gastos de envío los asume Ly Collection«. Pero que no os engañe.

¿Estafa o negocio?

Veamos el proceso de compra desde el origen hasta el destinatario.

Crosquis proceso de compra en lycollection

Packaging

Como véis en este sencillo (y rápido) croquis, el coste por prenda que asume Ly Collection es insignificante en comparación al beneficio que le reporta. Porque aunque Yoli afirme que el valor añadido que ofrecen sus productos es el packaging, la verdad es que apenas le supondrá un coste importante puesto que los materiales son sencillos de encontrar, sobretodo si se adquieren a grandes volúmenes. Por tanto, las explicaciones que da en el vídeo me parecen de la misma calidad que dice tener su packaging, ¡una mierda!

Y hablo desde el conocimiento puro y duro que tengo en la materia. Día a día me enfrento a la búsqueda de envases y etiquetas de bajo coste pero que sean acordes a la marca y al producto. Hablamos de concordancia y coherencia. No es factible asumir esos precios como cliente final y recibir un producto de tan baja calidad, con un «valor añadido» que , como he dicho, deja mucho que desear. Y sino, id a ver el vídeo.

Costes de envío

Además, decir que los portes son gratis, es maquillar la verdad. NO. El cliente no paga gastos de envío como tal, porque ya van incluidos dentro del precio del artículo.El hecho de que al finalizar la compra no te aparezca la el importe del envío, no quiere decir que no te los vayan a cobrar. No hay empresa que directa o indirectamente no te cobre ese gasto, pues sino no le saldría rentable.

Gestión de la reputación

Me parece una forma de enfrentar una crisis de reputación digna de estudio, porque: las explicaciones no tienen sentido, el vídeo es de mala calidad, no aporta datos reales y un vídeo que pretendía cambiar la opinión pública o reducir el nivel de polémica, no sólo consigue el efecto contrario sino que acaba siendo un vídeo de promoción de la misma tienda. ¿Le veis algo de lógico a esto?

No seré yo quién califique este proyecto de moda como una estafa, pero si que puedo decir que mirando desde la perspectiva de comprador, no salen las cuentas. Sale mejor comprar directamente al proveedor de China que comprarlo en España, siempre y cuando lo que quieras es un conjunto de ropa y no la firma o dedicatoria de la Youtuber-influencer.

Por echarle un capote a la influencer, diré que cada uno es libre de comprar lo que quiera y dónde quiera. Al final, esa es la cuestión. Libre elección, es una derecho humano. Y lo cierto, es que ella no hace mal a nadie…

Ahora os pregunto directamente a vosotros, ¿conocíais la polémica? ¿que te parece que es, un negocio o una estafa?

Dejadme los comentarios, prometo leeros e incluso si surge, abrimos debate respecto al asunto. (Lo que me gusta a mi un chismorreo)

Un comentario Añade el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.